La vacuna contra el colesterol está superando las pruebas

El tratamiento ya pasó las fases de prueba en ratones y macacos, que es la última fase antes del ensayo clínico en personas. Apunta a sustituir las estatinas, que causan varios efectos adversos

AGENCIAS jmendez@eldeber.com.bo
Para: El Deber

Si bien el tratamiento todavía está en fase de prueba, todos los pasos han sido positivos. La vacuna contra el colesterol ha sido probada en ratones y en macacos. Los primates no homínidos son el último paso antes de pasar a los ensayos clínicos con personas. La buena respuesta con primates es una gran promesa, ya que nuestra fisiología y nuestra biología molecular es muy parecida. La forma de actuar de la vacuna es distinta a la de las estatinas, el único tratamiento contra el colesterol elevado. El mecanismo de acción se basa en actuar sobre una proteína que controla los niveles de colesterol. La PCSK9 es una proteína que controla los receptores de LDL, el colesterol ‘malo’. Los receptores de colesterol malo son producidos por las células y se encargan de captar LDL para añadirlo a su membrana plasmática o a otros órganos de la célula. La PCSK9 se une a esas proteínas recaptadoras y las ‘rompe’. De esta manera, los receptores no pueden unirse al LDL y capturarlo. Riesgo natural Aunque el colesterol ‘malo’ en exceso es peligroso, también es necesario para otros procesos. Es importante para construir células y producir sustancias como la vitamina D en nuestro organismo. Así, la vacuna contra el colesterol consiste en una sustancia que actúa sobre la PCSK9, bloqueándola. Existen personas con una mutación que les hace producir la proteína en una cantidad mayor de lo normal. Esto incrementa el riesgo de padecer problemas cardíacos serios. Por el contrario, las personas que poseen una mutación y que no producen este regulador cuentan con una incidencia menor de ataques al corazón. Esta vacuna contra el colesterol ‘imita’ esta última propiedad, reduciendo la actividad de PCSK9. Mientras que en EEUU y Europa se comercializará pronto, la vacuna llegará a Latinoamérica en uno o dos años. La droga estuvo en manos del laboratorio francés Sanofi y el estadounidense Regeneron y se venderá -inicialmente- en dosis que el paciente se colocará cada dos semanas

 

Deja un comentario