Revolution Slider Error: Slider with alias main not found.
Maybe you mean: 'Productos' or 'Principal'

Take a tour to find our more about FlowMaster theme. Start a tour

From the Blog

¿Por qué ir al médico cuando nos duele el estómago?

[ig_row][ig_column span="span12"][ig_text enable_dropcap="no" disabled_el="no" ]El 40% de los españoles no acuden al médico cuando sufren dolores abdominales, acidez, náuseas u otros dolores gástricos a pesar de que uno de cada tres confiese sufrir problemas de estómago   (Redacción, MADRID) No acudir al médico ante la presencia de ciertos dolores estomacales puede poner en peligro nuestra salud. De acuerdo con el médico especialista de Aparato Digestivo del Hospital madrileño La Princesa, Javier Pérez Gisbert, esto supone dos riesgos "que pasen desapercibidas enfermedades graves que diagnosticadas a tiempo puedan tener tratamiento" y, por otra parte, "hacer que se perpetúe en el tiempo mermando la calidad de vida de los pacientes". Los síntomas digestivos como la acidez, náuseas o dolor abdominal son muy frecuentes en la población general, síntomas provocados por la bacteria Helycobacter pyloria, la principal causante de estas dolencias. Esta bacteria de forma espiral se encuentra en el estómago y el duodeno, la parte del intestino por debajo del estómago, del 50% de la población, aunque sólo afecta de manera severa a un pequeño porcentaje de estas personas. A pesar de ello, son muchos los españoles que desconocen su existencia (74%), y de los que sí la conocen, una tercera parte no sabe que se trata de una bacteria. Los factores para que la bacteria se desarrolle en una enfermedad depende, de acuerdo con los especialistas, de factores como la predisposición genética, lo agresiva que sea la bacteria, además de factores ambientales que puedan favorecer el desarrollo de úlceras. No obstante, en la actualidad existen métodos muy simples y eficaces para su diagnóstico. Ya sea mediante tests no invasivos como detectar sustancias específicas a través del aliento, o la cuantificación de proteínas del germen en una pequeña muestra de heces. "Es fundamental que el paciente consulte con su médico de atención primaria antes de tomar cualquier decisión recalca el Dr. Enrique Dominguez-Muñoz, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela. El estudio realizada por la farmacéutica Allergan pretende profundizar en el nivel del conocimiento de la población española sobre la bacteria Helicobacter pylori y su enfoque poco correcto de tomar medicación sin antes consultar al médico ante los síntomas como el ardor, dolor de estómago, sensación de digestiones lentas, y en especial en pacientes con signos de alarma tales como pérdida de peso, vómitos repetidos o anemia. (consalud.es) [/ig_text][/ig_column][/ig_row]

Un fármaco microbiómico contra la inflamación del intestino llega a ensayo

[ig_row][ig_column span="span12"][ig_text enable_dropcap="no" disabled_el="no" ]Cada vez más empresas investigan la relación entre las bacterias del cuerpo y determinadas enfermedades crónicas para buscar tratamientos dirigidos a estas comunidades microbianas POR MIKE ORCUTT  TRADUCIDO POR TERESA WOODS PARA Technology Review Foto: Imagen de un microscopio de electrones de una bacteria probiótica del estómago, llamada 'Bifidobacterium breve'.  El cuerpo humano es el hogar habitual de distintas comunidades de microorganismos. Todas ellas componen el microbioma humano, pero ¿cuál es su relación con la salud de las personas? La respuesta sigue siendo un misterio, pero una investigación reciente sugiere que podría relacionarse con el tratamiento de muchas enfermedades crónicas. Una nueva clase de fármacos microbiómicos está siendo desarrollada y algún día podría ser efectiva contra un abanico de trastornos difíciles de tratar, incluidos los problemas gastrointestinales, metabólicos, inmunológicos y hasta neurológicos.  El microbioma es un complejo ecosistema de microbios que viven entre y dentro de las células del organismo, y las comunidades se reparten en función de su ubicación dentro del cuerpo. La composición de la comunidad de microbios en su boca, por ejemplo, es distinta a la del intestino. De momento, los científicos ya han establecido algunas relaciones entre los cambios en la composición del microbioma y determinadas enfermedades. Por ejemplo, cuando cepas patógenas invaden una región desplazan a sus microbios autóctonos.  La mayoría de los primeros fármacos microbiómicos que se están desarrollando van dirigidos a tratar las bacterias del tracto intestinal. Se ha escogido esta zona tanto por su "importante papel en algunas enfermedades clave como por la facilidad de tomar muestras de él", afirma el CEO de Second Genome, Peter DiLaura. Las biopsias de tejido tomadas durante una colonoscopia y las muestras fecales son una rica fuente de información sobre las diferencias entre los microbiomas de las personas sanas y enfermas.   Algunas empresas, lideradas por Seres Therapeutics, están desarrollando fármacos hechos con microbios. La idea es que añadir determinadas especies y cepas microbianas cuidadosamente escogidas pueda restaurar la ecología del microbioma del sistema digestivo, el proceso replicaría el funcionamiento de los trasplantes fecales.   Pero DiLaura advierte que no está claro si los cambios de la composición del microbioma son la causa o la consecuencia de las enfermedades. Por eso, Second Genome se centra no sólo en la composición del microbioma en personas sanas y enfermas, sino también en su función, afirma. Su primer fármaco ya se encuentra en la primera fase de ensayos clínicos en Estados Unidos para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Este trastorno, potencialmente mortal, supone la inflamación de la pared instestinal u otras partes del tracto.   Para entender mejor la función del microbioma, los científicos de la empresa están estudiando el "diálogo" que se produce entre los microbios y su huésped humano. En algunos trastornos crónicos como la EII, "existe una especie de intercomunicación persistente entre el microbioma y el huésped", explica DiLaura. Second Genome intenta "descifrar" ese diálogo.   Di Laura explica: "Examinamos las secreciones de las bacterias", como las proteínas, péptidos y metabolitos que producen. Al secuenciar la información genómica de la comunidad bacteriana en biopsias de tejido tanto de personas sanas como enfermas, los científicos de la empresa pueden determinar "los componentes" del diálogo entre el microbioma y su huésped. Con esta información sería posible formular hipótesis acerca de lo que sucede con la enfermedad. Emplean técnicas como el aprendizaje de máquinas para analizar terabytes de datos de secuenciación e identificar moléculas que podrían resultar terapéuticas, para entonces evaluar esos candidatos en el laboratorio.   El primer fármaco de Second Genome impide que una molécula concreta se adhiera a un receptor sobre la superficie de las células de la pared de la cavidad abdominal. La hipótesis es que prevendrá la inflamación que da paso a la EII.   Un reto clave de entender las diferencias funcionales entre los microbiomas de tejidos inflamados y sanos es descifrar la "interacción" entre las bacteria relevantes, afirma el microbiólogo del APC Microbiome Institute en Irlanda Marcus Claesson. ¿Cómo interactúan las diferentes cepas, y qué diferencias se pueden apreciar entre personas sanas y otras que padecen de la enfermedad inflamatoria intestinal? Resulta mucho más fácil utilizar la secuenciación genómica para dilucidar qué cepas están presentes en la comunidad que investigar la función colectiva de la comunidad, detalla Claesson, que actualmente participa en una investigación colaborativa con Second Genome.   Second Genome también está persiguiendo terapias basadas en microbiomas para tratar la diabetes, lo cual requiere un proceso de descubrimiento parecido al que se emplea para la EII, según DiLaura. ¿Cómo varía la composición y función del microbioma en las personas con diabetes? DiLaura dice que los futuros fármacos microbiómicos podrían ser utilizados para tratar trastornos de las vías respiratorias, e incluso enfermedades del sistema nervioso central  Muchos factores contribuyen a estos trastornos. Pero el microbioma "claramente juega un papel, y necesitamos alcanzar un mejor entendimiento acerca de cómo el microbioma y el huésped trabajan juntos", concluye DiLaura. [/ig_text][/ig_column][/ig_row]

The power of Great Theme



Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium, totam rem asa quae ab illo inventore veritatis et quasi.

Architecto beatae vitae dicta sunt explicabo. Nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit autd quia consequuntu sit amet.

Learn MoreBuy Theme


[rotatingtweets screen_name=’ThemesZone’]